0

Your Cart is Empty

January 01, 2023 3 min read

Despedimos un año más. Otros 365 días en los que hubo alegría, tristeza, decepción, confianza, fe, esperanza. Muchas risas, lágrimas, enojos que nos continúan esculpiendo para convertirnos en mejores personas si lo vemos como una oportunidad. 

En el primer día de un nuevo año, todos comenzamos con mucha ilusión y luego nuestros deseos y anhelos se van desinflando y esfumando. Cuando llega el verano perdimos la perspectiva de qué era lo que queríamos lograr y ya estamos en espera de que el año termine para reiniciar el ciclo y seguimos haciendo lo mismo. 

¿Por qué?

La respuesta no es sencilla, aunque te diré mi impresión sobre el tema. Con el furor de un nuevo ciclo que inicia lanzamos ideas al aire y por lo general carecen de un propósito. No hacemos una resolución bien pensada, formal y por eso se esfuma. 

Pensar en lo que queremos para nuestro futuro  requiere detenernos, pausar, tomarnos el tiempo para estar con nosotros mismos y autoevaluarnos. Poder identificar qué hemos logrado, qué  queremos alcanzar, qué mejorar o modificar, necesita pensamiento. Realizar un esfuerzo consciente para así saber qué deseamos, aunque el cómo lograrlo no esté del todo definido, y eso está bien. 

No necesitamos tener todas las respuestas para comenzar. Sí es indispensable, deseo, compromiso, planificarnos y organizarnos. 

Si necesitas ayuda para cómo trabajar con las resoluciones, aquí te comparto lo que hago: 


  1. Elige con anticipación un día en el que dedicarás tiempo para pensar, reflexionar y hacer un resumen de tu vida cómo fue tu vida el año pasado. Enfócate en lo que te hubiese gustado lograr. Eso sí, sin sentirte culpable por no haberlo logrado. Somos humanos y esas cosas suceden. Sin embargo, esta vez, quieres hacerlo de una manera diferente.

  2. Menos es más. Elige 3 metas que quisieras  lograr. Trata que lo que elijas sea real y viable. Proponerte metas alcanzables te llena de ilusión y te motiva.

  3. Escribe qué es lo que se requiere para lograr lo que quieres. Puede ser planificar mejor, despertar más temprano, hacer recordatorios en el teléfono o en papelitos de color llamativo en lugares clave para que sea un recuerdo constante de tu compromiso contigo.

  4. Establece metas puede ser mensual, por cuatrimestres, trimestres o semestres. Eso te ayudará a identificar cómo vas y cuánto falta para llegar a tu meta. Te permitirá observar y evaluar si es necesario realizar ajustes para cumplirlas.

  5. Si un día no tienes ánimo de trabajar en tu plan, permítete descansar. Solo ese día, luego retoma tu plan  al día siguiente. Piensa que es algo que estás haciendo por ti y para ti.

  6. Busca ayuda si confrontas problemas para planificar e incluso aclarar tus ideas. Conversar con personas que nos edifiquen  nos ayuda a visualizar mejor lo que queremos. Personas cualificadas en planificación, coaching, consejeros o psicólogos pueden ayudarte a identificar una ruta para lo que deseas y aclarar el panorama.

  7. Recuerda que una vez logras lo que quieres mantén la consistencia para que los efectos sean duraderos. Alcanzar lo que deseas además de cumplir con un propósito te hace sentir seguro y con confianza de que puedes lograr lo que te propongas. Recuerda que todo es por ti y para ti. 


Te deseo un feliz año lleno de salud, bendiciones, felicidad, prosperidad, abundancia, amor y ecuanimidad. 



Cuidarte es quererte 





Yami Otero
Yami Otero


Leave a comment


Also in Sabías que..

Cuando dudas de ti y te sientes incapaz
Cuando dudas de ti y te sientes incapaz

January 28, 2023 4 min read

¿Recuerdan que estuve tomando clases de Broadway Jazz en el Conservatorio de Música de Puerto Rico? Participé en el musical que presentan al final del semestre. 

Foto: Karolina Grabowska/Pixels.com
¿Una cicatriz puede causar restricción en tu cuerpo? ¡Sí! 

January 16, 2023 4 min read

Foto Jacskon David
¿Le temes a ser libre?

January 09, 2023 3 min read

Esta pregunta no debería extrañarte. Quizá si te la hago de otra manera la comprenderías: ¿le temes a la soledad?