0

Your Cart is Empty

November 25, 2021 2 min read

Cuántos retos hemos tenido en estos últimos dos años. Cuántas noticias que nos sacudieron, seres amados que perdimos, lecciones que aprendimos. Y debemos agradecer por todo. 

Agradecer por vivir el dolor de la pérdida nos vuelve humildes, vulnerables y nos conecta con nuestra humanidad. Aunque no entendamos el propósito de lo que sucede, son situaciones que forman parte de la vida. Y la vida es vida, con sus complejidades, simplezas, complicaciones;  no trae manual de instrucciones, métodos ni trucos. 

Es de gran importancia aprender de nuestras circunstancias y de nuestra cotidianidad. Cuando tomamos la actitud de “borrón y cuenta nueva” nos tomamos el riesgo de repetir los mismos errores por temeridad y por querer bloquear  lo negativo o lo desagradable que nos pasó, cuando lo importante es encontrar qué aprender de las situaciones, muy a pesar del dolor. 

La buena noticia es que el sufrimiento no es el final de la historia. Tenemos el poder de decidir cómo las cosas de la vida nos afectan: pueden transformarnos, fortalecernos, tumbarnos, desarrollar nuestro lado religioso y/o espiritual, nos pueden amargar, sumergirnos en el infierno de la desgracia, el rencor, la impotencia. Sea cual sea el camino a tomar, es una decisión propia. 

Si bien nos suceden eventos que nos cambian para siempre, tenemos la potestad de decidir cómo nos afectan, positiva o negativamente. Y la otra buena noticia es la impermanencia de las cosas, lo que significa que nada es para siempre, todo cambia constantemente: personas, cosas, eventos, emociones, nuestro cuerpo, nuestra mente. Debemos confiar en procesos, circunstancias de una manera proactiva y consciente. Por eso es importante agradecer por lo que llegó, por lo que se fue y por lo que vivimos. 

El agradecer también nos abre el corazón para darle la bienvenida a la esperanza de que con la llegada de un nuevo día vienen también oportunidades para dar lo mejor de nosotros, hacer esfuerzo consciente de estar para nosotros y para nuestros seres queridos, ayudarnos, ser serviciales, empáticos, compasivos. A la vida, a nuestra familia, a nuestro entorno, a nuestras amistades, a las oportunidades, al universo y al Creador, gracias, gracias, gracias. 

Yami Otero
Yami Otero



Also in Sabías que..

Después del huracán ¿cómo estás?
Después del huracán ¿cómo estás?

September 24, 2022 3 min read

El huracán Fiona dejó devastación, dolor y pérdidas, mientras aún no nos hemos recuperado totalmente luego del paso de María hace cinco años. Y aquí estamos. 

Te pregunto, ¿cómo estás? ¿Cómo te estás manejando en esta situación?

Compasión, empatía y resiliencia es lo que necesitamos practicar más activamente según mi punto de vista. 

¿Estás bajo estrés? Pintura pincel y lienzo es lo que necesitas
¿Estás bajo estrés? Pintura pincel y lienzo es lo que necesitas

September 12, 2022 4 min read

Por primera vez asistí a una clase de pintura colectiva. Los llamados Wine and Paint, donde por un precio predeterminado y accesible tienes la experiencia de pintar de manera guiada por un maestro un objeto en específico. Usualmente se pintan flores en un envase aunque puede ser cualquier objeto inanimado. 
Foto NEOSiAM 2021
Si te enorgullece hacerte fuerte esto es para ti 

September 05, 2022 4 min read

Por muchos años - cuando no llevaba un estilo de vida saludable - me enorgullecí de ser fuerte de sentimientos, de no llorar ni derrumbarme - al menos delante de la gente- cuando sentía que debía  permanecer como un roble para otros.