November 25, 2021 2 min read

Cuántos retos hemos tenido en estos últimos dos años. Cuántas noticias que nos sacudieron, seres amados que perdimos, lecciones que aprendimos. Y debemos agradecer por todo. 

Agradecer por vivir el dolor de la pérdida nos vuelve humildes, vulnerables y nos conecta con nuestra humanidad. Aunque no entendamos el propósito de lo que sucede, son situaciones que forman parte de la vida. Y la vida es vida, con sus complejidades, simplezas, complicaciones;  no trae manual de instrucciones, métodos ni trucos. 

Es de gran importancia aprender de nuestras circunstancias y de nuestra cotidianidad. Cuando tomamos la actitud de “borrón y cuenta nueva” nos tomamos el riesgo de repetir los mismos errores por temeridad y por querer bloquear  lo negativo o lo desagradable que nos pasó, cuando lo importante es encontrar qué aprender de las situaciones, muy a pesar del dolor. 

La buena noticia es que el sufrimiento no es el final de la historia. Tenemos el poder de decidir cómo las cosas de la vida nos afectan: pueden transformarnos, fortalecernos, tumbarnos, desarrollar nuestro lado religioso y/o espiritual, nos pueden amargar, sumergirnos en el infierno de la desgracia, el rencor, la impotencia. Sea cual sea el camino a tomar, es una decisión propia. 

Si bien nos suceden eventos que nos cambian para siempre, tenemos la potestad de decidir cómo nos afectan, positiva o negativamente. Y la otra buena noticia es la impermanencia de las cosas, lo que significa que nada es para siempre, todo cambia constantemente: personas, cosas, eventos, emociones, nuestro cuerpo, nuestra mente. Debemos confiar en procesos, circunstancias de una manera proactiva y consciente. Por eso es importante agradecer por lo que llegó, por lo que se fue y por lo que vivimos. 

El agradecer también nos abre el corazón para darle la bienvenida a la esperanza de que con la llegada de un nuevo día vienen también oportunidades para dar lo mejor de nosotros, hacer esfuerzo consciente de estar para nosotros y para nuestros seres queridos, ayudarnos, ser serviciales, empáticos, compasivos. A la vida, a nuestra familia, a nuestro entorno, a nuestras amistades, a las oportunidades, al universo y al Creador, gracias, gracias, gracias. 

Yami Otero
Yami Otero



Also in Sabías que..

Cuando los niños piden "un masajito"
Cuando los niños piden "un masajito"

May 16, 2022 4 min read

Como terapeuta de masaje ayudo a diferentes poblaciones y sus necesidades. 

Una de las poblaciones con las que más me gusta trabajar es la de los niños. He atendido a niños tan pequeños como de 4 años de edad, a quienes he visto crecer y convertirse en adolescentes. 

Una hermosa ceremonia de temazcal en Aibonito 
Una hermosa ceremonia de temazcal en Aibonito 

May 09, 2022 5 min read

El  temazcal es un ritual ancestral que consiste en un baño de vapor que se realiza en el interior de una estructura del mismo nombre, construida con palos flexibles formando un domo. Esta estructura se cubre con toallas gruesas o otros tipos de tela tupida. 

Lo que hago cuando parece que puedo perder el control
Lo que hago cuando parece que puedo perder el control

April 25, 2022 2 min read

¡Qué muchas situaciones pueden sacarnos de nuestro centro! A veces se nos olvida que la vida es eso mismo, vida, sin adjetivos de buena, mala, difícil o retante. Es una serie de experiencias y vivencias que nos traen una enseñanza si sabemos aprovecharla.