0

Your Cart is Empty

March 27, 2023 4 min read

¡Les tengo noticias! Me convertí en dueña de una perrita. Es la primera vez de vida adulta que tengo una mascota.

Su nombre es Pi, tiene 11 meses y la conozco desde el día en que unos amigos la adoptaron.  Estuve presente en su vida desde el primer día que llegó a la casa. De esas veces que llegan pensamientos intuitivos, miré a la perrita, jugué con ella y pensé “algo me dice que voy a terminar quedándome con esta chica”. 

Mis amigos la adoptaron en  octubre, en un establecimiento que busca hogar permanente a perros y gatos ya esterilizados y vacunados. Como visito a mis amigos con frecuencia, siempre jugaba con Pi. 

Ellos tienen otros 3 perros. Al ver el vínculo que establecí con la perrita me preguntaron en febrero  si quería adoptar a Pi, ya que la relación entre ambas es muy buena y conocen que no tengo mascotas. Les respondí que es una decisión que requiere reflexión, además de una gran  responsabilidad para toda la vida.  Les dije que lo pensaría. 

Vivo en un apartamento en un primer nivel, con una acogedora terraza.  Entendí que Pi podría estar muy bien durante el día explorando el área, tomando solo en las mañana, jugando en el jardín y durante la noche la entraría para que durmiera dentro de la casa. 

Les comuniqué mi respuesta afirmativa  y antes de llevarla a casa compré pads para que haga sus necesidades, champú, toalla, comida, juguetes, bocaditos  y una casita.  

Pi está entrenada para hacer sus necesidades en los pads y conoce comandos básicos en inglés y en español. Entiende cuando le digo que vaya a la terraza y se quede ahí, se sienta cuando se lo pido, no se sube a los muebles y es obediente. Es muy cariñosa, amorosa y me robó el corazón. 


La primera visita de Pi a Morovis 

En estos días hubo una situación de preocupación en mi familia debido a la delicada cirugía a la que sería sometida una de mis hermanas. La familia nos organizamos para cumplir con tareas y poder ayudar a mi hermana, acompañarla en el hospital, cuidar de sus mascotas. Además, debido a que nuestra madre tiene 96 años de juventud es importante acompañarla en estos procesos para evitar que se descompense. En mi caso, decidí acompañar a mi mamá y a hermana mayor en Morovis, mientras recibíamos noticias. 

Todos los que nos hemos mantenido en espera cuando un ser querido es sometido a un procedimiento quirúrgico sabemos lo angustioso que es. Como estaría en Morovis por muchas horas decidí llevarme a Pi, y así mi familia la conoce. 

El viaje a Morovis es de unos 45 minutos. Pi estuvo entretenida mordisqueando un juguete en el asiento delantero del pasajero. 

Al llegar a Morovis la presenté a mi madre y a mi hermana. Pi se dirigió hacia mi madre quien estaba sentada en una hamaca.

Pi se levantó en dos patas y la lamió. El rostro de mi madre cambió por completo, de preocupación a alegría y comenzó a hablarle a la perrita. 

Luego la juguetona cachorra caminó hacia mi hermana mayor e hizo lo mismo.

 

El ambiente cambió de inmediato. Ambas estaban jugando, acariciando y hablándole a Pi, que parecía estar a gusto con tantas atenciones. 

A casa de mi madre llegó mi sobrina, conoció a Pi y me dijo que tenía una camita para ella, ya que la compró para su perro pero creció tanto que no cupo en la camita. 

Mi sobrina salió a buscar la camita. Regresó, se la mostró a la perra y de inmediato se acostó en ella, como si la hubiese estado esperando. 

Así pasamos la tarde, tranquilas, conversando y pasando el tiempo hasta recibir noticias. Al caer la noche nos llamaron para indicar que la cirugía de mi hermana  fue exitosa y se recupera bien. 


Beneficios de interacción entre perros y adultos mayores 

Las mascotas pueden brindar entretenimiento, distracción y alegría a los adultos mayores. En mi caso, les comparto las bondades que puede traer la interacción con un perro, según el website especializado en mascotas foyel.com

  • Los ancianos que conviven con perros mejoran su salud cardiovascular ya que interactúan físicamente con ellos, jugando o caminándolos, lo que promueve al ejercicio físico que aumenta la producción de serotonina, hormona que tiene que ver con el buen humor y reduce la agresividad.

  • Mejoran el sistema inmunológico, ya que además afectan positivamente las hormonas que reducen el estrés y el malestar, en especial el cortisol, que altera los niveles de estrés en el cuerpo, que tiende a debilitar el sistema inmunológico, por tanto y al tener el cortisol bajo control, los ancianos se enferman menos.  
  • Acariciar y disfrutar de la presencia y compañía de un animal aumenta la secreción de hormonas como la oxitocina, betaendorfinas y dopamina. Cuando estas hormonas incrementan,  brindan una sensación de tranquilidad y de placer. Esto beneficia el sentido de inclusión  familiar y social. 

 Cuidarte es quererte 

Yami Otero
Yami Otero


Leave a comment


Also in Sabías que..

Foto: Anete Lusina
Engaños del corazón: síntomas que pueden confundirse con ataque cardiaco 

February 05, 2024 3 min read

En el mes del corazón y de la salud cardiovascular quiero compartir con ustedes dos situaciones que me condujeron a la sala de emergencias pensando que se trataba de un ataque cardiaco. Afortunadamente mi corazón se encontraba y se encuentra bien, aunque pasé tremendo susto. 

¿Es posible alcanzar la plenitud?
¿Es posible alcanzar la plenitud?

January 29, 2024 3 min read

Si hay una palabra que tiene gran significado para mí es plenitud. Incluso, cuando busco su definición en el Diccionario de la Real Academia Española (RAE)  no me satisface. Según RAE la plenitud es “totalidad, integridad o cualidad de pleno”. 

El aceite que borró una cicatriz en mi rostro
El aceite que borró una cicatriz en mi rostro

January 22, 2024 2 min read

Les quiero compartir un proyecto en el que he estado trabajando hace más de un año. 

Por un descuido corté parte de mi barbilla con la llave de mi auto. Sí, fue una maniobra ridícula que me costó un rasguño justo antes de mi clase de jazz. 

Lo único que tenía a la mano en el momento era alcohol porque debía entrar a clase. Lo apliqué y me fui a danzar.