0

Your Cart is Empty

January 17, 2022 3 min read

Me llegó el turno. Me contagié con COVID19. Cuando contacté a mi médico, quien además de ser doctor en medicina de familia es practicante de medicina tradicional china me dijo que ya no se trata de si te va a dar, sino cuándo.

Le indiqué que tenía un fuerte dolor de cabeza, que me duró por 24 horas. Luego la cefalea se fue y llegó el dolor muscular en todo el cuerpo por dos días de duración. Después el malestar de garganta, un día. Eso fue todo en cuanto a síntomas. El resto fue congestión y cansancio. 

El protocolo que me recomendó el doctor hizo una gran diferencia. La prueba molecular arrojó positivo y el CBC reveló glóbulos blancos y plaquetas levemente bajas, mientras los monocitos estaban levemente elevados. El resto estaba todo normal. 

Nunca tuve fiebre, estornudos, tos ni malestar estomacal. El doctor por su parte me recomendó medicamentos homeopáticos como Cold Calm y el Oscillococcinum, ambos de la casa farmacéutica francesa Boiron. Además me recomendó 1,000 mg de vitamina C diarios, más las multivitaminas que contienen Zinc entre otros minerales. Ya tomaba hierbas chinas de mantenimiento para mi tratamiento así que seguí tomándolas y el hongo adaptógeno gandoerma o Reishi para fortalecer el sistema inmunológico.

Lo más importante: mantener el periodo de aislamiento, mantenerme hidratada con agua con limón en mi caso, comer nutritivo, dormir todo lo necesario y caminar en la mañana mientras recibía los rayos del sol. 

Ya para cuando estaba mucho mejor el doctor me recomendó ir a la playa, sumergirme en el agua de mar y permitir que el agua entre por mis fosas nasales. 

El doctor no me abandonó ni un solo día de los 13 días que me duró la macacoa aunque tengo que admitir que fue leve. He tenido influenza en el pasado y ha sido mucho peor que los síntomas que tuve de COVID19. Gracias a Dios pude vivir para contarlo. 

En momentos de enfermedad valoras mucho las personas que te contactan para desearte buena y pronta recuperación. Mi familia me contactó todos los días por videollamada. Así mi mis hermanas y en especial mi madre podían ver mi progreso, hasta que finalmente mama me dijo “ya te ves bien” y pude sentir el alivio en su mirada, su voz y su expresión. 

Mis amigos se comunicaban para saber cómo seguía y hasta mis clientes me contactaron para decirme que estaba en sus oraciones. Otros se pusieron a mi disposición para dejarme cualquier medicamento o alimento al pie de la puerta. Todos esos buenos deseos, palabras y solidaridad me conmovieron profundamente. Pude sentir la preocupación de todos. Aunque yo les decía que no me sentía tan mal como ellos pensaban que me encontraba. 

Gracias a Dios no tuve que visitar el hospital, no fue necesario. Debido a que no tengo condiciones preexistentes salvo a mi lista de alergias y reacciones a medicamentos, mi salud nunca se vio seriamente comprometida. 

La importancia de una buena alimentación, practicar ejercicios, mantener las emociones en balance, el dormir y descansar plenamente cada noche, el mantener buenas relaciones familiares y sociales además de visitar a tu médico regularmente y seguir sus recomendaciones hace una diferencia en cuanto a cómo tu cuerpo puede combatir una enfermedad. Las vacunas existen y han salvado muchas vidas, y qué bueno que así sea. Sin embargo, es importante no depender solo de ellas. Es de gran importancia lo que hacemos diariamente para conservar nuestra salud. 

Elevo mis buenas intenciones, oraciones y deseos para quienes se encuentran enfermos, ya sea en casa o en el hospital. Y también mis intenciones de serenidad, fortaleza, paz y ecuanimidad para quienes han perdido familiares, amigos, pareja por esta enfermedad.  

Yami Otero
Yami Otero


Leave a comment


Also in Sabías que..

Foto: Anete Lusina
Engaños del corazón: síntomas que pueden confundirse con ataque cardiaco 

February 05, 2024 3 min read

En el mes del corazón y de la salud cardiovascular quiero compartir con ustedes dos situaciones que me condujeron a la sala de emergencias pensando que se trataba de un ataque cardiaco. Afortunadamente mi corazón se encontraba y se encuentra bien, aunque pasé tremendo susto. 

¿Es posible alcanzar la plenitud?
¿Es posible alcanzar la plenitud?

January 29, 2024 3 min read

Si hay una palabra que tiene gran significado para mí es plenitud. Incluso, cuando busco su definición en el Diccionario de la Real Academia Española (RAE)  no me satisface. Según RAE la plenitud es “totalidad, integridad o cualidad de pleno”. 

El aceite que borró una cicatriz en mi rostro
El aceite que borró una cicatriz en mi rostro

January 22, 2024 2 min read

Les quiero compartir un proyecto en el que he estado trabajando hace más de un año. 

Por un descuido corté parte de mi barbilla con la llave de mi auto. Sí, fue una maniobra ridícula que me costó un rasguño justo antes de mi clase de jazz. 

Lo único que tenía a la mano en el momento era alcohol porque debía entrar a clase. Lo apliqué y me fui a danzar.