0

Your Cart is Empty

February 13, 2023 4 min read

 

Hola amig@s

Hace algún tiempo recibo nuevos clientes que tienen una situación similar y constante: parece que se les dificulta controlar sus vidas. 

A lo que me refiero es que adultos menores de 50 años, sienten una gran presión por sus responsabilidades laborales al punto que descuidan su salud. 

He atendido clientes que se encuentran en un estado en el que pudiesen gozar de un mayor bienestar físico y emocional si tomaran las riendas de su vida. Al parecer no saben cómo hacerlo y eso les está pasando factura. 

Esta situación emocional los coloca en un camino en el que su vida gravita en torno a su trabajo y todo lo demás es secundario. No atienden su salud e incluso buscan opciones para poder atenderse para cuando tienen tiempo libre y no toman su bienestar como prioridad. 

Me han preguntado en infinidad de situaciones “¿no tienes un horario nocturno para terapias?” 

Eso es un indicador de que su salud no es prioridad. Y la verdad, aunque pueda sonar fuerte y duela, si la salud no es una prioridad para la persona que necesita atenderla,¿sería apropiado que el profesional de la salud lo tome como prioridad? 

Se trata de ayudar a crear conciencia. Y esa conciencia puede comenzar por ayudar a las personas a que vean su vida más allá de su trabajo. Es importante sacudir la mirada obtusa de ver la vida después de sus responsabilidades laborales. 


Me pregunto, ¿cómo ayudarlos? 

A mis clientes que veo en esa situación, los invito a que consideren consultar con un profesional de la psicología que los ayude a descifrar la razón por la que este comportamiento sucede. 

Muchas personas se sumergen en sus labores para evadir otros aspectos personales de su vida, como el tomar decisiones importantes, tener conversaciones difíciles con sus seres queridos y enfrentar una crisis de pareja, solo por mencionar algunas razones. 

Mientras eso sucede, su salud va en deterioro. Algunos de los síntomas que presentan las personas que he atendido en situaciones similares son: 

 

  1. Alto nivel de estrés 

  2. Dificultad para dormir

  3. Trabajar demasiadas horas extra

  4. No se desconectan del celular 

  5. Dolor de cabeza, cuello, espalda

  6. No tienen tiempo (no sacan tiempo) para ejercitarse 

  7. Son personas por lo general sedentarias

  8. Sufren sobrepeso 

  9. No se alimentan adecuadamente 

  10. Su cuerpo muestra inflamación generalizada 

  11. Pérdida de cabello

  12. Exceso de cafeína y de productos altos en cafeína, carbohidratos de baja calidad y azúcar y/o sal

  13. Problemas para concentrarse y tienen a olvidarse de su rol fuera del campo laboral 

 

Me encantaría ayudar a estas personas pues conozco su sufrimiento. Tuve una vida similar, sumergida en el trabajo y las responsabilidades, hasta que se fue afectando mi salud física y emocional, por lo que tuve que tomar medidas y hacer algo diferente al respecto. 

Lo más importante es que puedan canalizar su situación emocional por la que se ven obligados o presionados en sus empleos, totalmente indefensos y como si les faltara voluntad. En ese tiempo se les va la salud y la vida y es lamentable. 

Recordando las conversaciones con mi psicóloga, surgen varios temas que las personas deben evaluar cuando esta situación laboral surge. Algunos de estos temas son: 

  1. Amor propio - tomarse uno como prioridad no es egoísmo. Es el acto de amor más sincero que muestras hacia los demás porque al cuidarte tú, puedes ofrecer lo mejor de ti a otras personas. Por eso es importante cuidar tu salud física, emocional y espiritual con ayuda de profesionales de la salud física y emocional disponibles que te pueden mostrar el camino a seguir para sentirte mejor.

  2. Establecer límites - este tarea requiere de autoconocimiento. Conviene sentarse un rato con uno mismo y autoevaluarse. Si uno no establece los límites por medio de conversaciones honestas y  asertivas, los límites los pudiera estar estableciendo otras personas. En el campo laboral, la falta de creación de límites ocurre con frecuencia porque los empleados se sienten obligados a cumplir con todos los requerimientos de sus empleadores. El miedo a hablar y expresar sus preocupaciones o situaciones puede mal interpretarse como que el empleado puede tolerar situaciones que pudiesen causar inconvenientes a largo plazo, tanto a nivel personal, de familia, de salud. Esa conversación con los jefes o supervisores es importante tenerla para estar claros.

  3. Conocer tus valores como individuo: los valores son las características que nos definen. Son determinados por la crianza, la cultura, el entorno, las experiencias de vida. Algunos de los valores son: nobleza, asertividad (expresar tus sentimientos claramente), espontaneidad, genuinidad, paciencia, tener sentido del humor, tener disciplina, vulnerabilidad, gentileza, consideración, productivo, aventurero, dependiente, puntual, firme, persistente, deliberado, atento, empático, compasivo, entre otros. 

Recuerda que las cosas no se arreglan solas, probablemente cuando piensas que se arreglan solas es porque alguien decidió y tomó acción por ti. 

Lo más importante es reconocer cuándo uno se encuentra en una situación similar para poder actuar. Siempre y cuando quieras ayudarte, puedes cambiar las riendas de tu vida y sentirte bien, en paz, haciendo lo que amas, recibiendo el amor de familia y amigos y amándote tú. 


Acá estoy para ayudarles, siempre.

 

Cuidarte es quererte 

Yami Otero
Yami Otero


Leave a comment


Also in Sabías que..

Moverte y sacudir el esqueleto te puede llenar de vida 
Moverte y sacudir el esqueleto te puede llenar de vida 

March 20, 2023 2 min read

Recuerdo que mi abuela decía “donde  duele uno  no se toca y no se mueve”. 

Así fue educada y así creció. Esa misma mujer menuda, de baja estatura y que nació en 1906 tenía el don de santiguar. Es decir, a través de movimientos con las manos con toque delicado y oraciones intentaba aliviar el dolor del enfermo. 

Foto: Andrea Piacquadio
¿Duermes con tu enemigo sin saberlo?

March 06, 2023 3 min read

Es suave, a veces fuerte, te acurrucas hasta conciliar el sueño y cuando despiertas en la mañana  te sientes fatal, con dolor en el cuello, la espalda alta, los hombros. Entonces te preguntas qué podrá ser. Una de las razones puede ser la almohada. 

Necesito organizarme ¿Por dónde empiezo? 
Necesito organizarme ¿Por dónde empiezo? 

February 27, 2023 3 min read 1 Comment

Si te digo que hace unos años pensaba que no era capaz de levantarme temprano ni de hacer ejercicios en la mañana ni mucho menos organizarme, ¿me creerías?