June 13, 2022 5 min read

En mi experiencia como terapeuta de manejo de dolor he encontrado un común denominador entre la inflamación y los dolores: la alimentación. 

Qué tiene que ver el café, la dona y las tostadas que me comí en el desayuno. O el sándwich en el restaurante de comida rápida con el refresco agrandado “dietético”. Tiene mucho que ver. 

Cuando veo un cliente por primera vez, luego de conversar sobre sus síntomas y el tratamiento que trabajaremos juntos, me detengo a preguntar cómo es su alimentación. La respuesta surge luego hacer un gesto de fatalidad y hasta vergüenza. Y es porque sus hábitos alimentarios pueden mejorar. 

Para poder ayudar al cliente a sentirse mejor es necesario identificar qué les provoca inflamación, en términos de alimentación. Las respuestas pueden ser tan distintas como la diversidad de comidas. 


Qué es la inflamación

Es la manera en que el cuerpo se defiende naturalmente de células dañadas, virus, bacterias, etc. No siempre la inflamación es perjudicial. De esa forma el cuerpo remueve invasores extraños y sana. 

En ocasiones la inflamación tiende a confundirse con infección, pero ambas no son lo mismo. Aunque, la infección puede causar inflamación debido a que la infección puede ser provocada  por sustancias peligrosas como bacteria, u hongos. Y la inflamación es la respuesta del cuerpo a la infección. En ese caso la inflamación es buena. Pero no en todos.  


Qué alimentos pueden provocar inflamación 

Aunque cada persona es diferente, en la gran mayoría de los casos los denominadores comunes son: 

Harinas refinadas: contienen gluten, disparan los niveles de azúcar en sangre, provocan inflamación gastrointestinal e inflamación en las articulaciones a quienes padecen artritis. Además afecta a quienes padecen enfermedad de Crohn y diferentes condiciones gastrointestinales. 

Café: el café es un punto neurálgico porque son muchos sus amantes y quienes no pueden despertar bien sin una tacita o tazón de café en la mañana. Resulta que para algunas personas el café exacerba los procesos inflamatorios y quienes padecen de reflujo o problemas gastrointestinales puedes sufrir acidez, dolor, inflamación. Aunque el café tiene cualidades positivas como antioxidantes, algunas personas reaccionan con dolor en las articulaciones cuando lo toman, en especial si lo combinan con leche y azúcar

Lácteos: la leche y el queso de vaca se encuentran entre los productos más inflamatorios. Enfermedades y alergias respiratorias en muchas ocasiones son consecuencia de una reacción a los lácteos. De igual forma, inflamación abdominal, intestinal, dolor, diarrea, estreñimiento pueden estar directamente relacionados como una reacción del cuerpo hacia los lácteos. 

Alcohol: el alcohol contiene granos, trigo, que de por sí puede provocar una reacción alérgica e inflamatoria en algunas personas. Además, contiene histamina, un compuesto químico orgánico, producido por nuestro cuerpo naturalmente, que activa la respuesta inflamatoria del cuerpo para protegerlo. 

Azúcar refinada: al igual que los alimentos refinados, que el cuerpo procesa rápidamente y tienen muy poco valor nutritivo, el azúcar crea procesos inflamatorios y distensión abdominal. 


Toda esta información ha sido documentada en estudios científicos y distintas revistas de medicina tradicional y complementaria en el mundo entero. Entonces, ya que existe el conocimiento de lo que puede provocar inflamación, existe maneras de combatirla, aliviarla y que puedas sentir tu cuerpo con menos dolores. 


Un método a tu alcance para aliviar la inflamación y el dolor 

Luego de ver los mismos problemas en clientes por años, te comparto el régimen que me  ayudó  a aliviar el dolor y la inflamación. Recuerda que cada caso, persona y situación es diferente. Por mi parte te comparto lo que me funcionó y te invito a que consultes con nutricionista dietista licenciado. 

Consiste en sesiones con un profesional que te ayudará a identificar qué alimentos provocan inflamación en tu cuerpo y no permiten que te sientas mejor. Este método consiste en 12 semanas de descubrimiento para conocer cómo es tu nutrición y poder llevarte a identificar cómo sientes tu cuerpo cuando consumes ciertos alimentos. 

Este régimen se complementa con la terapia de Myofascial Release para aliviar el dolor, la inflamación, puedas recuperar la libertad de movimiento y las restricciones que pudiesen evitar que puedas moverte como quieres. Estas terapias son complementadas con estiramientos y seguimientos sencillos y cortos que realizas en tu hogar para tener efecto más rápido y duradero. También practicar algún tipo de actividad física diariamente como hacer ejercicios, correr, bailar, caminar por 20 minutos ofrece grandes beneficios a la salud y a tener mejores resultados en este plan. 

El plan se divide en 3 partes: eliminación, descanso y descubrimiento.

Semana 1-4 es la fase de eliminación. La primera semana se elimina el grupo de alimentos que sea más fácil para ti dejar. Debes elegir entre lácteos, azúcar, refinados/harinas y café o alcohol. 


Por ejemplo, si no te molesta dejar los lácteos primero, entonces en la primera semana no consumes leche, ni quesos, ni yogur ni sus derivados. 

En la segunda semana, eliminas el segundo grupo que cuesta menos trabajo abandonar, en este caso podría ser el alcohol, por lo que esa segunda semana no se consume láctenos ni alcohol. Cada semana se va añadiendo un grupo de alimentos hasta completar las 4 semanas. 

Semana 5-8 : estos días se aprovecha para descansar de todos los grupos de alimentos. Es importante que te planifiques con anticipación para en caso que ocurra un antojo o un deseo de comer algo del grupo que no debes, que puedas saber qué hacer y cómo manejarlo. 

Semana 9-12 es la de descubrimiento. Se llama así porque tu cuerpo te hará saber casi inmediatamente qué le hace daño. Si decides comenzar por el café porque te costó trabajo dejarlo, entonces debes probarlo un día que estés con mucha tranquilidad, y lo tomas solo, sin azúcar ni leche. Así sabrás cómo te cae. 

Algunas de las manifestaciones de inflamación son: dedos inflamados y dificultad para cerrar la mano, dolor de estómago, dolor en las articulaciones, pesadez, inflamación abdominal, en fin, muchas manifestaciones distintas. Si tuvieses esos síntomas entonces es importante decidir qué acción tomar en torno a eliminar de tu dieta o alguna modificación por una versión saludable. Lo bueno es que tienes la libertad de elegir. 

La segunda semana integras un segundo grupo de alimentos diferente. Se repite el mismo proceso. 

Ya cuando entres en la semana 12 tu cuerpo te habrá indicado qué le cae bien y qué alimentos no. Ahora con esa información te corresponde qué harás al respecto, ya sea realizar cambios positivos y favorables o continuar sintiendo la inflamación. 

Intentarlo merece la oportunidad. Por mi parte, eliminé todo lo que según la prueba de eliminación me causaba inflamación. Así que desde hace 7 años vivo a plenitud, sin dolores, ni inflamaciones, al menos por alimento y me siento como en mi cuerpo. 

A eso le añadí practicar actividad física todas las mañana, meditar, hidratarme con suficiente agua según mi peso. Todo esto me llevó a mejorar mi calidad de vida, a sentirme feliz y plena. Te invito a que te sientas de la misma manera en que me siento yo. Consulta con tu profesional de la salud, vale el esfuerzo intentarlo. 

Yami Otero
Yami Otero



Also in Sabías que..

¿A qué nos aferramos?
¿A qué nos aferramos?

June 27, 2022 3 min read

Hace varios años estudio la disciplina mental y autoconocimiento a través de la meditación. Este método de investigación propia me ha ayudado a percatarme de muchas cosas que hago automáticamente, sin saber por qué. Al estudiar a fondo mi comportamiento me ha permitido  tener muchos momentos de introspección. 

 Trata tu cuerpo con agradecimiento 
 Trata tu cuerpo con agradecimiento 

June 20, 2022 2 min read

De seguro has escuchado en un sinnúmero de ocasiones que el cuerpo tiene “nudos que hay que romper” cuando se refiere a áreas musculares donde se aloja tensión. 

Piensan que para que responda, curarlo o aliviarlo es necesario recibir presión, apretones, en una manera de castigar cuando el cuerpo duele.

Si padeces del nervio ciático te conviene leer ésto
Si padeces del nervio ciático te conviene leer ésto

June 06, 2022 3 min read

 Dolor en espalda baja, glúteos y caderas son las principales razones por las que los clientes vienen a recibir terapia. De ellos,  la inmensa mayoría menciona tener problemas con el nervio ciático, o ciática como también lo llaman. Les explicaré de qué se trata.