0

Your Cart is Empty

May 09, 2022 5 min read

En las entrañas de Aibonito Puerto Rico  tuve una de las experiencias más significativas en mucho tiempo. 

Les conté que hace poco tiempo visité la cascada Las Delicias en Ciales, donde tuve una experiencia con la naturaleza en la que sentí un renacer. 

En esta ocasión de la mano de José Rojas y Carmen Alvarado participé en una ceremonia de temazcal en su finca Portal De Luz

El  temazcal es un ritual ancestral que consiste en un baño de vapor que se realiza en el interior de una estructura del mismo nombre, construida con palos flexibles formando un domo. Esta estructura se cubre con toallas gruesas o otros tipos de tela tupida. 

En el interior del temazcal el piso es de grama o tierra, dependiendo dónde se haya erigido la estructura. En ella nos sentamos unas ocho personas formando un círculo que rodea un hueco de tierra en el centro donde se colocan piedras que estuvieron ardiendo por varias horas. 

Durante la preparación para la ceremonia, mientras se calientan las piedras, se hace el corte de las plantas que se utilizan. Ese día se utilizó lavanda, ruda, romero, entre otras plantas aromáticas. Al cortar las plantas se les agradece el poder recibir salud a través de su sacrificio. Las plantas se sumergen en agua a temperatura ambiente, mientras con las manos se van exprimiendo suavemente hasta macerarlas. 

Aunque asistí solamente a la ceremonia del baño de vapor, el ritual comienza el día antes, para conocer los cuatro elementos: aire, tierra, agua y fuego, según explica José Rojas, temazcalero quien tuvo su primera experiencia con el ancestral ritual hace 7 años en Yauco, Puerto Rico. Esa primera vez la recuerda como “ fuerte y reveladora” ya que su cuerpo estuvo expuesto a una temperatura alta en un lugar cerrado.

 

Para Rojas fue una gran oportunidad para poder conectar con su camino, ya que una de las puertas le abrió la oportunidad de encontrarse, de poder saber cuál es su propósito de vida y hacia dónde dirigirse. Desde ese momento se ha formado para poder compartir esa espiritual experiencia con otras personas en su finca.

El ritual comienza desde el día antes para conocer los cuatro elementos. Los participantes van al río para hacerse una limpieza y tener conexión con el elemento agua, agradeciendo su importancia en la vida. Luego se realizan un baño de barro para desmagnetizar y eliminar la radiación. Esta experiencia les permite compartir en tranquilidad y tener un enraizamiento. Luego los asistentes reciben un masaje de relajación y los limpian con tabaco. 

Mientras, una vez se tiene el caldo de las plantas y están las piedras calientes, que comenzaron a arder desde el amanecer,  se comienza con un rezo a las puertas de los cuatro puntos cardinales. Se da las  gracias al Creador y a los diferentes puntos cardinales para bendición y participación de la ceremonia del temazcal que simula el vientre materno. De igual forma, el hueco en el centro del suelo cubierto por la estructura cóncava, donde se colocan las piedras ardiendo, simula el ombligo que conecta al hijo con la madre.  Al salir del temazcal simboliza el renacer a través del vientre de la madre tierra. 

Rojas recomienda que días antes de la ceremonia los participantes escriban para sí sus intenciones y propósito por el que desean formar parte del ritual. De esa forma se libera la mente para cuando llegue el momento del ritual estar lo más limpio posible física, mental, emocional y espiritualmente. 

En ese momento se escribe sobre el papel todas las emociones que no se sueltan por temor a ser juzgado, porque es un secreto. Es importante identificar todas esas emociones y tenerlas presente para cuando llegue el día de la ceremonia. 

El día de la ceremonia, el temazcalero hace su rezo, sahúma a cada uno de los participantes y los invita a la experiencia de un nuevo renacer. 

Debido a las altas temperaturas que se experimentan en el interior del temazcal, es necesario solo vestir con traje de baño o pantalón corto y camiseta liviana. 

En el interior del temazcal nos sentamos rodeando el hueco donde están las piedras candentes colocadas. El temazcalero vierte el caldo producto de las plantas maceradas sobre las rocas ardientes mientras reza a cada una de las puertas. El vapor aumenta, al igual que la temperatura.  Se siente fuerte, potente, y de primera intención cuesta trabajo respirar.  

El temazcalero llama a las rocas “abuelitas”, ya que han sido testigo de siglos de historias, metamorfosis y fueron de las primeras formaciones que surgieron en nuestro planeta. 

 La respiración en tan altas temperaturas puede ser dificultosa. En mi caso funcionó muy bien comenzar a inhalar despacio por la nariz y exhalar por la nariz, manteniendo control de la respiración. De esta forma, los vapores no invaden las fosas nasales, lo que tiende a ocurrir si tratas de buscar aire de manera rápida. 

Las altas temperaturas provocan que el cuerpo comience a sudar copiosamente. Mientras, el frío de la tierra al hacer contacto con la piel crea una especie de balance de temperatura corporal. A mitad de ritual se abre la entrada al temazcal para refrescar la temperatura y para hidratarnos, todo sin salir de la estructura. 

En ese momento podemos expresar cómo nos sentimos si así lo deseamos. Aprovechamos para compartir reflexiones  y emociones que han surgido durante el ritual.  Es una oportunidad para sincerarnos y manifestarnos  sobre esta experiencia tan vívida, ancestral y tribal. 

El contenido de esta ceremonia es una mezcla de todos los caminos y enseñanzas que ha tenido José en su experiencia de vida. 

Quienes quieran participar en el temazcal son bienvenidos. En cuanto a precauciones, José comparte que personas con problemas del corazón podrían tener ansiedad al estar en un lugar cerrado, si la persona no está acostumbrada al calor intenso. 

El temazcalero detalla que la ceremonia tradicionalmente se utiliza para la fertilidad, para traer vida. De igual forma practica para mujeres cuando tienen problemas en el embarazo, agregó. 

José detalla que después de salir de un temazcal el compromiso es con uno mismo. Una vez sales del vientre materno es importante hacer cosas distintas para tener resultados distintos y advierte que la ceremonia no es milagrosa. Milagrosa es la decisión que tomas sobre tu vida, qué vas a hacer con ella de ahí en adelante. Si continúas  haciendo lo mismo o utilizas la experiencia como herramienta para saber cual es tu propósito y seguirlo. Es como un faro que te recuerda cuál es el camino y seguirlo. 



Yami Otero
Yami Otero



Also in Sabías que..

Después del huracán ¿cómo estás?
Después del huracán ¿cómo estás?

September 24, 2022 3 min read

El huracán Fiona dejó devastación, dolor y pérdidas, mientras aún no nos hemos recuperado totalmente luego del paso de María hace cinco años. Y aquí estamos. 

Te pregunto, ¿cómo estás? ¿Cómo te estás manejando en esta situación?

Compasión, empatía y resiliencia es lo que necesitamos practicar más activamente según mi punto de vista. 

¿Estás bajo estrés? Pintura pincel y lienzo es lo que necesitas
¿Estás bajo estrés? Pintura pincel y lienzo es lo que necesitas

September 12, 2022 4 min read

Por primera vez asistí a una clase de pintura colectiva. Los llamados Wine and Paint, donde por un precio predeterminado y accesible tienes la experiencia de pintar de manera guiada por un maestro un objeto en específico. Usualmente se pintan flores en un envase aunque puede ser cualquier objeto inanimado. 
Foto NEOSiAM 2021
Si te enorgullece hacerte fuerte esto es para ti 

September 05, 2022 4 min read

Por muchos años - cuando no llevaba un estilo de vida saludable - me enorgullecí de ser fuerte de sentimientos, de no llorar ni derrumbarme - al menos delante de la gente- cuando sentía que debía  permanecer como un roble para otros.